De los accesorios de foto que tengo el que llama más la atención a la gente es sin duda el trípode Gorillapod Focus de Joby. Así que es habitual escuchar ¿Qué es eso que llevas colgado en la mochila? que parece un…. Y los que son fotógrafos que lo reconocen, siempre me preguntan, ¿qué tal funciona? para que lo uso, etc…

Así que siguiendo con la serie de posts de “equipo y material & opinión“, hoy hablare un poco de estos trípodes flexibles de la marca Joby y comentare principalmente los usos que les doy, para tratar de responder a las preguntas anteriores. Por lo que si estas pensando en comprarte uno trípode de este tipo sigue leyendo.

Tipodes GorillaPod, Modelo Focus y Original

Características de los Joby Gorrilapod.

Si no los conocías, consiste en un pequeño trípode que gracias a sus patas articuladas nos da la posibilidad de colocarlo o sujetar en cualquier sitio; una barandilla, la rama de un árbol, encima de una roca, etc… es decir, en la mayoría de sitios donde seguramente otro trípode tradicional no lo podríamos usar o nos las tendriamos que ingeniar de otra forma.

Tamaño y Peso que soportan.

Los podemos encontrar en diferentes tamaños y modelos, y claro esta contra más grande sea más peso soportará ;). Yo en concreto tengo dos, por un lado el GorilaPod Focus que es el más grande de la gama, el cual soporta una cámara réflex y que puedes ver a la izquierda en la foto anterior y por otro a la derecha el Original GorillaPod, que antes utilizaba para la compacta y desde hace no mucho para poner la GoPro en cualquier sitio.

En la web de Joby, puedes encontrar muchos mas modelos y accesorios con sus correspondientes especificaciones, datos técnicos, etc… así que para que escribir más de sus características si ya lo tenemos en su web y mejor explicado. ;) Vamos a lo que interesa, la experiencia que tengo con ellos.

Rotula Joby GorillaPod Focus

¿Por qué me lo compre?

Lo compre principalmente para un viaje a Estambul que hice en el 2011 buscaba un trípode que me entrase en la mochila, que fuese portátil y que pesara poco, con el objetivo de poder hacer alguna foto nocturna o de larga exposición en los lugares que iba a visitar sin tener que cargar con el trípode grande de Manfrotto que tenía en su momento, desde entonces lo utilice como trípode ocasional para los viajes. Hasta que volví a retomar mas seriamente la fotografía deportiva a finales de 2013 y le empecé a dar más funciones y sacarle más partido.

Sin duda se ha convertido en uno de mis accesorios favoritos y cuando lo dejo en casa siempre le hecho en falta. Así que desde la ultima vez que me lo olvide es lo primero que meto en la mochila, pero bueno vamos a lo importante, ¿para que los uso?

¿Qué usos le doy a los tripodes Joby GorillaPod?

1. Para colocar el flash donde quiera.

Tripode GorillaPod Focus sobre rama

Ahora el uso que más le estoy dando es para trabajar con los flashes, para poder colocarlos o sujetarlos en cualquier sitio. En el tipo de terreno por el que me muevo ultimamente, no existen muchas opciones donde podamos colocar un trípode tradicional y si lo hay, siempre esta muy lejos de la acción o dependiendo del sitio puede molestar a los deportistas y no es lo idea. Así que hay que arreglárselas y colocarlo en otros lugares, y los GorillaPod de Joby van genial para estas situaciones.

Tripode GorillaPod Focus sobre Rama en accion

Siempre podemos encontrar alguna rama de un árbol, arbusto o roca donde poder colocarlo sin problemas y sin que pongamos en peligro al deportista o al flash. Como comentaba al principio, es un trípode que pesa poco, por lo que es es bastante cómodo de llevar, poner y quitar, lo que nos permite trabajar muy rápido con el y posicionarlo en el lugar donde necesitamos el foco de luz sin complicarnos demasiado.

Catemu Open Race 2015 - Usando el GorillaPod Focus de Joby

En la foto de arriba puedes ver tres puntos de luz, los dos flashes puestos con los GorillaPod y el sol. Foto en la pasada edición de Rocatemu Race 2015.

2. Como trípode de viaje

Joby GorillaPod Focus con Camara reflex

La otra función que le doy, es de trípode provisional para los viajes, como comentaba al principio del post fue la razón por lo que me lo compre. Buscaba un trípode que me entrase en la mochila, que fuese portatil y que pesara poco, con el objetivo de poder hacer alguna foto nocturna, largas exposición o algun timelapse en los lugares que iba a visitar sin tener que cargar con mucho peso.

A su vez va perfecto para determinado planos donde que queremos tener la cámara muy cerca de suelo, hacer alguna secuencia o dejarla colocada en algún lugar y controlarla a distancia. Resumiendo podemos colocar la camara en cualquier sitio al igual que hago con el flash.

Eso si, hay que asegurarse bien de engacharlo correctamente para que no tengamos ningun susto. En un siguiente post daré algunos consejos de como sujetarlo bien y la posición más recomendada de utilizarlo.

Tripode GorillaPod Focus sobre el suelo

No se puede comparar con un tripode tradicional, pero nos puede salvar.

Claro esta que no lo podemos comparar con un tripode robusto tradicional, por la altura y estabilidad que nos proporcionan estos, pero como digo nos puede salvar en muchas situaciones para determinadas cosas que no necesitemos tanta precisión. Por eso hay que tener en cuenta que dependiendo del peso que le pongas y como, puede moverse un poco, así que si buscas máxima precisión mejor busca otro tipo de trípode.

Original GorillaPod con GoPro

3. Para la GoPro uso el GorillaPod Original.

Antes era el mini trípode que usaba para la cámara compacta, pero desde hace no mucho va con la GoPro puesta a todos lados. (Es necesario un adaptador de rosca para enchancar GoPro). Lo que me permite poner la GoPro en muchos sitios rápidamente, para hacer pequeñas grabaciones tipo “Detrás de cámara“, o pequeños “timelapses” sin complicarme demasiado. Para el flash se queda algo corto, pero alguna vez también lo uso cuando quiero poner algún otro flash más.

Para terminar quería comentar un par de cosas más.

Resistente y duradero

Si te has fijado en las fotos, realmente le he dando mucha caña, se ha caído, mojado, embarrado, etc.. más de 4 años con el y por el momento sigue funcionando perfectamente, se nota el desgaste normal por el uso pero nada más. Las bolsas de las patas siguen funcionando bien, cosa que en un principio pensaba que con el tiempo irían aflojándose pero no ha sido así.

Cuidado con las imitaciones

Como es lógico, hay otros fabricantes que cogieron la idea de Joby al momento y empezaron a fabricar este tipo de trípodes flexibles, así que ojo ya que todos conocemos ese tipo de marcas de 3ra o 4ra división, las cuales hacen productos de baja calidad, y ya sabemos bien que lo barato al final sale caro. Personalmente no me arriesgaría a poner mi cámara o algo de material valiosos colgado de un árbol con uno de estos de pocas garantías.

Espero que te haya parecido interesante el artículo y te sirva de referencia por si estas pensando en comprarte uno de estos tripodes. Si tienes alguna pregunta no dudes en dejar tu comentario más abajo.

Nos vemos en el siguiente post.

Más info en: joby.com

¿Te gustaron los tripodes GorillaPod? Si estas pensando en comprarlo, puedes encontrar el Joby Gorillapod SLR-Zoom+Ballhead – Trípode y rótula, gris en Amazon por 65 € aprox o el más grande de la gama el Joby Gorillapod Focus Tripod – Trípode, gris por unos 100€